martes, 18 de noviembre de 2008

Sueños

Tuve cuatro días para pensar y desprenderme de mi yo rutinario. La verdad es que es un alivio tomarse un descanso, así simplemente, tumbarse en la cama, escuchar música y sentir cada parte de tu cuerpo que te grita que está viva.
En estos días estuve largo tiempo con mi familia, la disfruté muchísimo, también salí con amigos; fui a un lugar que hace mucho no iba y pensé que no importa el lugar sino la compañía (gracias a las personas que estuvieron conmigo).
Pero lo más importante es que me encontré con mi yo, ese que en realidad me pertenece. Descubrí a mis miedos en su desnudez total, reconocí mis pocas virtudes, aunque algunas no he logrado sacarlas todavía, y sobre todo, soñé. Creo que si no imaginamos constantemente corremos el riesgo de morir en todo ese caos de sombras, gritos, mentiras, injusticias, inmundicias en el que vivimos.
Soñar lo cambia todo; con los sueños podemos modificar los acontecimientos cotidianos y construir felicidades y, por lo tanto, vivir.
Hoy saldré a sentir el aire fresco y construiré mi felicidad.

martes, 24 de junio de 2008

Odia Ofeimun

Acabo de descubrir a un poeta, ahí va uno de sus textos.

Poema Bantu

Hemos viajado lejos
en las entrañas del tiempo
con pies de millones de años
abatiendo las venas de las montañas,
sosteniendo valles contra mares de arena
que todavía persiguen la fértil cima
de nuestra tierra. Preguntamos
como el primer pájaro volando sobre el agua
pregunta a las olas por la sal
Preguntamos, nosotros que viajamos,
¿cuándo llegaremos?

¿Cuándo,
llegando de donde salimos?
renovamos nuestros ojos en frescas leyendas
para las tormentas de arena que cubren las nubes
donde no hay lluvia que empape las arenas ardientes
Preguntamos: nosotros que hemos cruzado golfos y acantilados
buscando siempre grandes mesetas
y mayores libertades para encontrar el cielo más grande
bajo cuyo sol nuestros brazos se abren
para abrazar el sueño más grande
preguntamos: nosotros que viajamos
¿cuándo llegaremos?

¿Cuándo acogeremos el cálido
regreso a casa? Nosotros
que hemos seguido el rastro eterno
–orgullo de los uBantu– desde la costa de Guinea
y los tantos ríos debidos
al Futa Jallon y al Kilimanjaro,
nosotros que hemos unido los grandes flujos de las eras–
el Nilo y el Níger
el Zambezi, el Mjolozi y el Congo
Nosotros que hemos seguido al antiguo conocedor
que pidió sitio para la danza
antes de que ellos levantaran sus pies
Nosotros no deseamos ofender la tierra
en cuyo pecho debemos descansar,
Preguntamos: ¿cómo llegaremos?
¿cuáles vientos
...................cuáles silbidos
......................................cuáles canciones?
¿Cuáles flautas, las sonajas, los fuetes
cuáles banquetas
para llevar a nuestros guías a la arboleda
donde los ancestros de todos los climas
todos los clanes y las naciones a la vez
juntaron su sangre con el juramento
de la esencia de la tierra?

Nosotros que viajamos: en nuestras muchas idas
Yynuestros regresos sin fin
preguntamos: ¿cuándo llegaremos?
donde el mundo comienza
en la palma de la mano
donde los conocedores desearon que terminara
con el lirismo puro del grito de amor de la mujer
encrestando la vacilante virilidad de la soledad
para juntar a todos los niños bajo el sol,
en un solo pecho, una canción de muchas voces
atravesando desde el centro de la tierra
hasta la estrella más lejana.

Copiado de la revista de poesía Alforja, número 41
Traducción de María Baranda

Odia Ofeimun, poeta y ensayista nigeriano (1950), líder político y periodista de su país. La verdad, el sufrimiento de su pueblo y la libertad son constantes es su poesía. Para él la poesía es un medio maravilloso para transgredir al mundo; la pureza del lenguaje, su belleza es la voz que habla para la sociedad.

jueves, 19 de junio de 2008

Del acoso a la libertad

Me pregunto qué pasa con la vida si en cada esquina me encuentro con un reclamo, con una ofensa o, en el mejor de los casos, con una sentencia profética que retumba en mi silencio. ¿Por qué esas máquinas oxidadas tratan de decirme lo que debo hacer? Se arrastran, mastican basura y se esconden de la lluvia; yo como un cuervo negro y brillante vivo en esa oscuridad luminosa que es mi libertad a pesar de todo.

jueves, 29 de mayo de 2008

El camino

Yo no sé de eternidades
sino de pedacitos de sueños,
cuando el mar se convierte en canto
y moja mis cielos rojos.

Yo no hablo con pájaros vestidos de negro
ni bailo la danza de los invitados
en noches de tertulia,
mas bien me ofrezco a la inquietud
de los árboles en el bosque del delirio.


No conozco las palabras encogidas
detrás de las puertas,
tampoco he pagado un boleto
hacia un lugar lejano
viajo a través de sonidos
escondida en un navío.

Mañana los gritos permanecerán
afuera del espanto
se volverán cenizas que guardaré
en un cofre de madera
y lo arrojaré al mar.

Deseo

Los magos con sus pócimas
caminan hacia mi soledad,
vierten sus antiguos remedios
en mi sangre.
Si mis manos fueran mágicas
yo misma me cerraría los ojos.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Un día

En un día lluvioso Luna se sentó a la orilla de un río; era de noche y hacía calor, poco a poco el aire movía su cabello, le acariciaba la piel y le decía cosas hermosas al oído. Luna lloró por un largo rato, no paraba de hacerlo, pero se sentía liberada; se estaban alejando de ella esas oscuras vidas sin ojos, sin alma que se habían quedado tanto tiempo en su existencia terrenal. Cada desprendimiento dolía como si fuera el último suspiro, pero no la muerte.

Arrancó fuertemente algunas plantas que crecían ahí, la tierra se las regalaba ahora para que la acompañaran en su proceso de catarsis. Tocó el lodo, el agua oscura alrededor del río, luego pensó que esa sensación del color del barro se iría si viviera en el río, que esas plantas rasposas y el fango siempre estarían ahí, tratando de entrar, pero si ella se sumergía un las aguas templadas, cuya belleza era impresionante, nunca tocarían su transparencia, su luminosidad.

Cerró los ojos, se puso de pie de espaldas al río. La música del viento le endulzaba los labios, se metía en cada poro de su piel, le susurraba melodías jamás escuchadas. Con los pies desnudos, abrió los brazos y se echó para atrás, lentamente iba cayendo, el agua salpicaba la tierra. Ya no quedaba ninguna parte de su cuerpo afuera; ella tenía otro hogar, brillaba y sonreía todo el tiempo.

Desde entonces, el río tuvo una claridad absoluta, la gente del lugar cuenta que a veces ven a una mujer asomarse a la realidad.

martes, 20 de mayo de 2008

¿Llegaré a la semana?

Tengo dos días levantándome más temprano para hacer ejercicio (ouch, se siente re gacho) pero me ha ayudado mucho a no tener sueño, por lo menos las primeras horas del día. Además, este pie mío, que tantos problemas me ha dado, lo necesita.
Yo sólo espero hacerlo todos los días y que mi cansancio desaparezca. La otra meta es irme a caminar los domingos al parque fundidora, quiero saber si puedo caminar por toda la pista como lo hacía antes, ojalá que sí, si no, que me quiten los putos clavos y me acomoden el tejido, chingue su madre. Aunque le pido a todos los dioses que no sea así.
Hoy decidí ya no ir más con algún doctor, por lo pronto, ya estoy harta. Yo solita ejercitaré el pie, si no veo resultados, pues empezarán de nuevo las visitas, pero por ahora descansaré de los putos doctores, los odio, bueno, a uno no tanto jejejeje.
Si llego a la semana levantándome temprano, me daré un premio ¿qué será? (jiji, sonrisa macabra)

jueves, 15 de mayo de 2008

Nadie me conoce yo hablo la lluvia

En su interior se desarrollaron las más terribles y bellas historias que jamás salieron a la luz, porque no tenía caso, nunca importó eliminar a esos fantasmas, sino que era más honesto y legítimo vivir así, con recuerdos, con sueños, con historias por dentro.

lunes, 12 de mayo de 2008

Dónde encontraré esa fuerza para seguir. ¿Habrá algo para mí?

miércoles, 7 de mayo de 2008

La lobita canta

Bebo sangre
hablo con la muerte
mis ojos están abiertos en los
bosques nocturnos
Las sombras caen y bailan,
inquietas doncellas (corren gritan fornican)
Muerdo la lujuria
escurre el líquido
intensa
lluvia púrpura
Cuídate tú que estás a lado.

domingo, 4 de mayo de 2008

El demonio sale

El odio es una reacción muy profunda del ser, estamos acostumbrados a reprimir ese sentiemiento porque luego "no descansarás nunca, te harás daño tú mismo", según esos tontos manuales de superación personal o esas personas que quieren arreglarte la vida. Pero está ahí, rabioso por salir, se retuerce, se enoja y cada vez que quieren esconderlo, crece más dentro de algún corazón. Sería mejor odiar con todas las fuerzas del mundo, de los dioses o qué se yo, para poder matarlo, para que acabe de una vez, dejar que él solo haga lo que tenga que hacer: destruir, cortar, hacer sangrar, escupir, insultar, gritar.
Alguien me dijo un día que soy muy intensa, yo creo que sí, pues con la fuerza que amo también odio y no me importa ya.
Loba furiosa

lunes, 28 de abril de 2008

Día de lluvia

LLueve, me encantan los días así, grises, fríos, melancólicos. Este frío es bueno para mi ánimo. Me da paz y tranquilidad oír el viento y el agua caer, mojarme los párpados, cerrarlos y respirar, ver cómo camina la gente apresurada para no mojarse y yo caminando cada vez más lento, sonriendo. Los árboles se ven hermosos cuando hace frío, las calles, las casas. Qué sorpresa que en medio del calor más extremo haya días así.

martes, 22 de abril de 2008

Carlos Reygadas

El viernes pasado estuvo el director Carlos Reygadas en el II Simposio Internacional de Estudios Visuales, una amiga me prestó su pase para entrar a su conferencia, pues cobraban mucho por entrar. En lugar de traer un escrito para tal evento, hizo que el público le expresara sus inquietudes o preguntara sobre algo en específico relacionado con sus películas, lo cual me pareció mucho mejor que esas aburridas ponencias en donde sólo leen un documento. Muy accesible comenzó a responder.
De todas los cosas que dijo, lo que màs me gustó fue que percibe el cine como un arte completo, que no tiene nada que ver con lo literario, pero que al mismo tiempo incluye todas las artes, y lo más bello que dijo fue que el cine tiene que penetrar en el ser humano, en los sentimientos, una sola imagen nos tiene que decir muchísimas cosas, sin necesidad de explicar ni hablar. De nada sirve el cine como mero entretenimiento, pues es un arte y no otra cosa.
En cuanto a que no utiliza actores para interpretar sus personajes contestó que para él es mejor esa naturalidad y fuerza de la gente, pues puede expresar más que una simple actuación. Y claro, me vino a la mente esas expresiones que tenìan los personajes de Japòn, las imágenes hermosas de paisajes que me hicieron llorar y que me hicieron sentir cosas extraordinarias. Realmente su concepto de penetración lo utiliza al máximo, mediante la belleza, pero también a través de imágenes difíciles de ver, un poco crueles, pero que describe al hombre como es.
Es una lástima que sus pelìculas no duren en las salas de cine, su última película, Luz silenciosa, sólo la pasaron una semana en un cine de Monterrey, qué tristeza que los mejores directores del país no sean valorados y que sólo sean reconocidos en festivales de otros países.
A pesar de que yo traía unas cuantas preguntas anotadas en una libreta no pude hacerle ninguna, luego tuve la fortuna de encontralo en la calle caminando y no le hablé buaaaaaa. Soy un hongo jejej. Lo mismo me pasó con Alberto Ruy Sánchez que lo vi en el museo Marco, él iba atrás de mí durante todo el recorrido, tuve más o menos una hora para hablarle y no lo hice.
Lo bueno es que me dejan su obra y con eso basta

miércoles, 16 de abril de 2008

El arte espejo



Detrás de mí corre la sangre, la lucha, el desencanto. Mi nombre se repite en rostros que existieron hace muchos años, con la misma mirada, con el miedo en la sonrisa. Ellos pensaron igual que ahora; hay que defender el pensamiento, la vida misma, a costa de lo que sea, aunque se muera en la guerra y se pierda los ojos, los brazos, las piernas.
Nunca desaparecerá ese coraje ni el sueño, ni los hombres sabios de cada época, sino que se renovarán por generaciones hasta que se fundan en un solo instinto poderoso; entonces la resistencia tendrá sentido. Mientras existan estas ventanas donde podamos identificarnos y vernos en la desnudez absoluta, seguiremos buscando.

viernes, 11 de abril de 2008

Sí, iré

Después de pensarlo tanto, he decidido que iré a verlo, tengo el teléfono, no sé cómo decirle a qué voy, es como si no estuviera acostumbrado a una persona como yo, o más bien yo no estoy acostumbrada a personas como él. Todavía soy escéptica, pero qué le vamos a hacer, tengo que ir antes de tomar otros caminos. Además no tengo otra opción, acepto que lo necesito. Me da miedo, ese pánico que enfrentas cuando alguien te habla y estás en otro lado, pensando en que quieres irte. Viéndolo de esa manera, siempre quiero irme, así soy yo, un poco viajera, sin tocar el suelo, con mi cuerpo suspendido: elevada en un tiempo ajeno.

jueves, 3 de abril de 2008

Cuento de hadas

Busco y busco historias bonitas, caminado en la lluvia, mojándome los párpados, con las manos apretadas para que no se me pase ningún instante, ahí estoy, parada en medio de la nada; enormidad silenciosa, esos árboles de otoño que dan vueltas y vueltas, con sus hojas cayéndose en mi pies vagabundos. La historia empieza así: “amor, amor amor”: regreso a las sábanas blancas en posición de nacer, mis ojos cerrados y apretados capturan el momento, lo ven TODO, qué magnanimidad, qué dulzura, qué extraño placer, ¡ah, mi bella muerte! Te espero toda la vida; puta desgraciada que te ríes del deber de soñar, pero te quiero, aunque sea para buscar voces amarillas en el jardín de otra casa; danza mágica que aterroriza al viento. Los otros siguen su curso infernal y pasan delante de mí.

miércoles, 12 de marzo de 2008

El mar

Aún sigo creyendo en ese mar; remolino incansable, azul claro, con su fuerza y belleza que llena mi espíritu y me coloca en el sitio correcto a la luz del cielo. Con la verdad tocándome por todos lados; tempesatad furiosa la mía.

Palabras cotidianas

Hoy me dijo un señor:
"Fíjese, se murió la difunta".
Yo sonreí, el señor siguió hablando con la certeza de que me platicaba cosas importantes. Y tenía razón.

jueves, 10 de enero de 2008

Instante rojo

Ayer en la noche me corté un dedo cuando cocinaba; la sangre salía sin parar, fui por un trapo para limpiarme pero no lo encontré. Sin pensarlo, abrí la puerta y salí al balcón, me llevé el dedo a la boca: lo vi con los labios. Desnudé mi cuello, altivo y desafiante, cambió de color, latía, las venas se pronunciaron. LLegó él y ya no supe de mí.

lunes, 7 de enero de 2008

Una mentira dulce en invierno

Contra todos los comentarios de que la Navidad ya no es para nada una época de espiritualidad y de amar y que sólo es un pretexto para comprar y adquirir deudas; a mí sí me gusta la época navideña; me gusta imaginarme que recibiré algo especial en esos días, y no me refiero a un regalo material (aunque confieso que si me regalan un disco, libro o película, me siento feliz por un momento), me agrada la idea de ponerme ropa de invierno, caminar por las calles grises y sentir que amo por sobre todas las cosas y que no necesito más. Tal vez en esta época vivimos en una fantasía, la irrealidad en su máxima expresión, pero ¿acaso no la necesitamos? Es como un respiro a nuestra vida cotidiana. Lo mejor de la navidad de este año fue ver las caritas de mis sobrinas ante la sorpresa de sus regalos que les trajo el niño Dios (porque mi mamá les ha inculcado ese concepto), que en realidad fue mi hermana la que nos compró los regalos; era tal su felicidad y asombro que comprobé que existe la inocencia y la pureza en las personas. Casi sin darse cuenta, renovaron su fe con esta expresión: "El niño Dios todo lo sabe, cómo supo que a mi tía le dicen Chela Lora". (jejej, mi hermana me puso así en la tarjeta)
Esta época debería servir para reflixionar, sorperedernos, volver a ser niños y, sobre todo, presentarnos desnudos ante nosostros mismos como "el día que llegó Dios al mundo", para que, al siguiente año nos renovemos por completo.
Sí, los seres humanos necesitamos de la construcción de ese mundo mágico de la navidad, de esa mentira que nos hace felices.